Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Mi amigo
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
346 consultas
Sin duda, tener un amigo leal, es un gran tesoro que hay que cuidar. Sin embargo, hay seres que tienen vidas muy dolorosas y complicadas y son un tanto temerosos de mostrarse tal cual son. No todos son capaces de narrar lo que pasa por su mente, tal vez ni a sus mejores amigos… siempre hay un dejo de misterio y de secreto en los diálogos con los amigos, aunque sabemos que éstos, podrían guardar los secretos más oscuros y las cosas inconfesables…

Tal vez tengas un amigo así…. tal vez seas tú, quien se sienta de esta manera. De cualquier modo, un amigo es un amigo, y hay que honrarlo y respetarlo como es.

Este es un extracto de la obra maestra del escritor Libanés Gibrán Khalil, “El Loco” que lo disfrutes igual que puedes disfrutar de la amistad.

Mi amigo, no soy como parezco. La apariencia no es más que una vestimenta que llevo puesta – una vestimenta cuidadosamente tejida que me protege de mis preguntas y, por tanto, de mi negligencia.

El “yo” que hay en mí, amigo mío, mora en la casa del silencio, y allí se mantendrá para siempre, desapercibido, inalcanzable.

Yo no tendría que veros creyendo en lo que digo ni confiando en lo que hago, ya que mis palabras no son más que vuestros pensamientos hechos sonido y mis hechos vuestras esperanzas en acción.

Cuando vos decís: “El viento sopla del este”, yo digo, “Sí, sopla del este”; para que no sepáis que lo que mi mente adora no habita en el viento sino en el mar.

Por eso no podéis entender mis pensamientos marineros, ni yo tengo forma de comprenderlos. Preferiría estar solo en el mar.

Cuando el día está con vos, mi amigo, la noche está conmigo; todavía aún cuando hablo de la marea nocturna que baila sobre las colinas y de la sombra púrpura que se escabulle a través del valle; para que no podáis escuchar las canciones de mi oscuridad ni ver mis alas batirse contra las estrellas – y de buena gana ni os oiría ni os vería. Preferiría estar a solas con la noche.

Cuando ascendéis a vuestro Cielo yo desciendo a mi Infierno – aún entonces vos me llamáis “mi compañero, mi camarada” a través del abismo infranqueable, y yo os respondo “mi camarada, mi compañero” - para que no podáis ver mi infierno. Las llamas quemarían vuestra vista y el humo atestaría vuestras fosas nasales. Y amo mi Infierno demasiado bien como para permitir que lo visitéis. Preferiría estar solo en el Infierno.

Vuestra amable verdad y belleza y rectitud; y por vos digo que está bien y que es decente amar estas cosas. Pero no podría teneros viendo mi risa. Preferiría reír solo.

Mi amigo, sois bueno, cauteloso y sabio; no, vos sois perfecto - y yo, también, hablo con vos sabia y cautelosamente. Y aún así estoy loco. Pero enmascaro mi locura. Preferiría estar loco en solitario.

Mi amigo, vos no sois mi amigo, pero ¿Cómo os lo haré entender? Mi camino no es el vuestro, más juntos caminamos, de la mano.

EL LOCO - The Madman his parables and poems Khalil Gibran (1918)


Un saludo cordial en este mes de la amistad.

15/Febrero/2017
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México