Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Nada justifica la violencia
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
270 consultas
Aunque cada vez es lo que más vivimos y presenciamos en todos los órdenes y todos los niveles.

El fenómeno que se presenta cada vez con más frecuencia es que hay más mujeres involucradas en actos de violencia.

Muy recientemente se dio la noticia de que una famosa diputada, la exdeportista Ana Gabriela Guevara, fue víctima de una agresión de parte de cuatro hombres que la golpearon salvajemente y la enviaron al hospital.

Hace aproximadamente un par de meses, en Querétaro, salió la noticia de que un mesero había golpeado, a puñetazo limpio a una comensal.

Los casos anteriormente mencionados apuntan a que es el hombre el violento, agresivo y misógino y que las mujeres son las víctimas de estos salvajes.

En el caso de la diputada no se ha dicho bien a bien cuál fue la causa y de ningún modo la violencia es el modo de arreglar los conflictos en ningún caso. No se dijo la causa ni la versión de los agresores; en el caso de Querétaro, el mesero comentó que la mujer estaba ebria, había golpeado a otra comensal y no paraba de insultar y empujar al mesero que trataba de contenerla.

Esto sin duda dará mucho de qué hablar en los siguientes días.

También, como se estila en nuestro país y por tratarse de una figura pública que está en un puesto importante, habrá soluciones pronto. Aunque ese no es el punto a tratar aquí.

Analizando el involucramiento de más mujeres en eventos violentos, es lamentable darse cuenta que confunden sus derechos con darse permiso para todo, en un gran porcentaje, no darse a respetar con los hombres (y con nadie) y mostrarse como grandes generadoras de violencia principalmente verbal y emocional… hay que ver la manera en que se expresan cuando están enojadas y discuten… un cargador o un pelado de la calle se callan y se ponen a aprender. No lo dice el que esto escribe, cientos de ellas han sido filmadas y se han ganado el irónico título de ladies. (Damas)

Pueden argumentar que es la única manera de darse su lugar, lo cual no es muy exacto; dirán que se defienden de las agresiones masculinas… aducirán misoginia… un pobre término para tener de que quejarse ante los eventos en que se involucran con hombres. Triste panorama y desolado presente en la convivencia hombre-mujer. Alegarán violencia de género… una de las más nefastas tendencias de nuestro tiempo. Ningún hombre golpea a una mujer…. sólo por ser mujer.

Comentaré brevemente lo que algunas de estas ladies han hecho y de ustedes depende decidir si son generadoras de violencia y si hay niñas en casa, es bueno enseñarles que hay maneras más inteligentes de arreglar conflictos que irse de la lengua y agredir sin medir consecuencias.

Lady Oxxo. Chica abre el teléfono celular de su novio, descubre fotos de desnudo de la “otra” las sube a las redes sociales para “vengarse”.

Lady Jochos. Discute con empleados de estacionamiento, los insulta (les llama nacos) y regresa a propinar una fuerte bofetada a uno de ellos.

Lady Polanco. Dos mujeres en estado de ebriedad, enfrentan agresivamente, insultan a varios policías (les dicen muertos de hambre) y los agreden físicamente.

Lady Chiles. Una mujer humilla y acusa a su trabajadora doméstica por robarle un chile, (se entiende que es relleno) y un tupper. Hágame usted el favor.

Lady Pioja. Hija de un famoso entrenador. Insulta y agrede a un reportero en el aeropuerto de Brazil. Se burla de los que no van al mundial vía twitter y presume que ella sí está presente y los demás no.

Lady 100 pesos. Joven y bella mujer que trató de extorsionar a los policías que la detuvieron por ir manejando en estado de ebriedad. Al no conseguir sobornarlos, trató de darse a la fuga tirando golpes y resistiéndose al arresto.

Conductas y actitudes totalmente generadoras de violencia.

Conclusiones:

La violencia no le pertenece a ningún género en particular ni va en contra de un sexo u otro.

La violencia que se vive en las grandes urbes como la gran Cd. de México es multifactorial. He aquí algunas causas:

Falta de espacios.

Exceso de habitantes por metro cuadrado.

Falta de amor en los hogares.

Carencia de civilidad y respeto por los conciudadanos.

Falta de manejo emocional.

Baja escolaridad.

Economía de supervivencia.

Enfermedades como alcoholismo, drogadicción y estrés.

Delincuencia organizada.

Delincuencia en general.

Falta de espiritualidad.

En la medida en que se aborden y superen estas carencias, tendremos ciudadanos más sanos, más civilizados y más felices. Por ende, personas más conscientes de considerar la agresión verbal y física como algo reprobable, estaremos viviendo en un marco social más sano con posibilidades de vivir vidas más pacíficas y más armoniosas.

Saludos cordiales.

24/Diciembre/2016
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México