Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Un Bello Cuento para Meditar
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
470 consultas
Se cuenta que en un lejano reino vivía un poderoso Rey quien, a pesar de sus riquezas y su poder no encontraba alegría a su vida. Se dio a la tarea de encontrar un sabio que pudiera darle una respuesta a su cada vez, más desesperante inquietud.

Al saber de su objetivo, sus consejeros se ocuparon en buscar a un famoso sabio que vivía no muy lejos del reino y lo llevaron ante el monarca.

El rey expresó su petición de la siguiente manera:

“Soy un hombre inteligente, poderoso y muy próspero, he vivido largo tiempo, tengo familia y salud, sin embargo, no soy un hombre feliz, dime tú hombre sabio, por qué a pesar de todo eso no consigo la felicidad. ¿Siempre hay algo que me impide a lograrlo?”

El sabio guardó silencio un lapso, miró al Rey compasiva y cuidadosamente y respondió:

“Su majestad necesita cambiar su manera de pensar.

¿Mi manera de pensar? ¡Si precisamente es mi manera de pensar la que me ha permitido llegar a ser el hombre poderoso y próspero que soy!

- Sin duda, Su Majestad, pero son justamente sus pensamientos los que no le permiten ser feliz aunque es lo que más anhela. Respondió el sabio.

- ¡Explíquese! Exigió el Rey.

- Todos sus pesares y falta de felicidad se deben a su forma de pensar. Piensa que lo van a traicionar. Piensa que los reinos cercanos lo van a invadir. Piensa que sus lacayos lo van a robar. Piensa que se va a enfermar. Piensa que sus hijos van a morir, piensa que su esposa va a dejar de amarlo, piensa en que va a hacer mañana para imponer su modo de gobernar y que nadie se le subordine. Sí, usted es muy poderoso pero está lleno de miedo y dudas. Lo invito a que cambie su manera de pensar para ser feliz y estar tranquilo.

El rey despidió al sabio; el rey no cambió de manera de pensar y jamás fue feliz, poco tiempo después, ¡TODO LO QUE TEMÍA CAYÓ SOBRE SU CABEZA!.


El cuento viene al caso por todo lo que se vive hoy a nivel mundial.

Hay personas que viven aquí y ahora y que saben muy bien a que se refería aquel legendario sabio.

Es una educadora Norteamericana, Jane Elliot, que propone un cambio de enfoque, un cambio de pensamiento:

No existen muchas razas; esa es una clasificación ignorante y absurda: LA ÚNICA RAZA GENUINA QUE EXISTE ES LA RAZA HUMANA.

Yo agrego: La única religión: El amor; El único Lenguaje: La música.

¿Quieres que cambie tu mundo?

Deja de pensar que eres especial y superior a los demás; ¡AMA! Haz de la buena música tu lenguaje.


Saludos Cordiales.

28/Julio/2016
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México