Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Hasta Siempre, Ali
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
487 consultas
El mundo está de luto, ya que, recientemente ha fallecido el atleta considerado como el mejor boxeador de todos los tiempos Muhammad Ali.

Ali vivió una época muy difícil y siempre supo que hacer para salir avante de las problemáticas sociales de su tiempo, ante su belicoso gobierno, ante la pobreza, ante el racismo, ante las ideas de segregación y ante sus rivales deportivos que siempre quisieron verlo derrotado y le tiraban golpes para, literalmente, arrancarle la cabeza o noquearlo.

Ali fue el más grande en su campo de acción era muy rápido con las manos, muy estético a la hora de pelear, en sus inicios fue dueño de una defensa casi perfecta al evitar los golpes de sus rivales con tan solo echarse hacia atrás con el torso, o dar un paso hacia atrás… también al cabecear, estirar los brazos, o enconcharse.

Fue algo fanfarrón y burlón, pero era un estilo adecuado para imponerse a sus rivales psicológicamente. Su famosa frase “Vuela como mariposa y pica como abeja”, Se refería a que brincaba, casi bailaba con mucha rapidez, alrededor de sus rivales lanzando jabs que acertaba y los abrumaba hasta la desesperación.

Fue campeón de boxeo en los juegos olímpicos de Roma y profesionalmente, tres veces campeón de peso completo librando salvajes y épicas batallas contra temibles rivales. Nunca fue noqueado. Un poderoso rival, León Spinks, le quebró la mandíbula.

Sostuvo 61 combates; con 56 victorias, solo 5 derrotas y ningún empate.

En un acto de rebeldía tiró su medalla de oro al Río Hudson, misma que le fue devuelta en un homenaje especial en los juegos olímpicos de 1984 en Los Ángeles.

Ali fue polifacético. Tenía un gran dominio de los sets de televisión; era garantía de diversión y controversia en entrevistas de radio y conferencias de prensa.

Cuando el gobierno de su país lo reclutó para ir al ejército y combatir en Vietnam, él se negó, lo cual le provocó el retiro de su licencia de boxeo y estar en el retiro un poco más de tres años perdiendo su campeonato por rebasar el tiempo en que debía exponerlo.

Grabó un cover de una canción “Stand by me” que después se hizo más famosa.

Fue un incansable luchador social y a través de su nueva religión, Islamismo, lucho por la igualdad racial. Fue un hombre culto y estudioso que viajó por muchos países del mundo y fue recibido y honrado por reyes, presidentes, y ministros. Los mejores de su tiempo lo hicieron amigo: Pelé, Michael Jackson, Los Beatles, Frank Sinatra, Elvis Presley.

Un tributo, un homenaje y un reconocimiento desde estas líneas a un extraordinario atleta, luchador social y excelente ser humano.

Si los lectores desean saber más acerca de este personaje, les recomiendo la película “Ali” protagonizada por Will Smith; “The greatest”, en forma de documental; y un documental más: “Before Ali” (Ante Ali) que son una serie de entrevistas que hacen a sus rivales para que opinen que representó enfrentar a este gran campeón.

Ali padeció el mal de Parkinson durante muchos años lo cual finalmente le complicó su estado de salud y lo llevó a la muerte.

Descanse en paz.

Hasta pronto Ali.

Saludos Cordiales.

07/Junio/2016
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México