Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Una Bella Historia de Amor
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
428 consultas
Laura era mesera en un café. Su vida transcurría de manera ordinaria, rutinaria…y solitaria.

Aparte de hacer bien su trabajo, Laura tenía un don: Sabía cantar, y lo hacía estupendamente.

Sólo que Laura era tímida, como la mayoría de personas talentosas. Cantaba muy bajito… mientras hacía las cuentas de sus clientes, o cuando estaba sirviendo los cafés o los platillos que le encargaban.

En silencio, como todas las chicas, y sobre todo las que son jóvenes y románticas, anhelaba un chico que la amara…sólo que se le había hecho difícil empatizar con alguno…y luego con tantas horas encerrada trabajando…

Su jefe, un tipo visionario, apreció su talento y le acercó el micrófono para que cantara…al inicio, su voz sonó tímida, pero bella y en pocos instantes tenía cautivados a todos los clientes con su bella voz.

Tal fue su éxito, que alternaba su trabajo deservir café, con dedicar espacio a cantar. El café, se convirtió en un sitio muy concurrido.

Entre los clientes frecuentes, apareció un apuesto joven que manifestaba una conducta extraña: cuando ella cantaba, todos ponían atención y disfrutaban el show, pero el joven estaba ensimismado en su libro o en su computadora, comía y no ponía atención a lo que la chica cantara.

Obviamente, ella estaba enamorada…era el tipo de chico que le gustaba para formar una pareja, pero él parecía totalmente indiferente, y ella sufría, no podía dormir, se esmeraba en cantar de la mejor manera, pero para él ella no existía…sólo sus libros, y su computadora… se entristecía de no poder llamar su atención.

Un día su vida dio un giro. Un vagabundo, entró al café, y pidió una bebida caliente y un bocadillo…el gerente intentó sacarlo, Laura intercedió por él le permitieron quedarse y consumir.

Laura cantó, el joven llegó, todos pusieron atención, menos el chico que le gustaba.

Laura estaba frustrada y desesperada. El amor a la mano y la indiferencia merodeando, ¡qué ironía!

En una de esas tardes, su admirado joven recibió, en el café, la visita de un amigo… cordialmente, comenzaron una animada y gestual charla en el idioma de los sordomudos. Laura se dio cuenta… finalmente, sabía por qué él no la podía escuchar.

Por fin, había descubierto el secreto: Su pretendido era sordomudo…¿cómo podía escucharla? ¿cómo podía ponerle atención o notar su canto?

¿Qué hizo?

Compró un libro de comunicación para sordomudos, se esmeró en estudiarlo y aprender a comunicarse en ese código… pasó largas noches estudiando los signos y aprendió a cantar transmitiendo en ese lenguaje…no perdería otra oportunidad.

Se puso de acuerdo con el gerente, y la próxima vez que cantó, apagaron la luz del lugar para quenadie hiciera otra cosa que ponerle atención a la cantante.

En cuanto apagaron la luz y ella comenzó a cantar, sabía cómo y a quién dirigir su canto, su atención y eventualmente sus sentimientos.

La estrategia surtió efecto. Pronto estaban conversando y compartiendo sus cuitas.

Laura conquistó el amor, porque supo hacer lo necesario para comunicarse, supo ser humilde para aprender lo que le acercara a su pretendido y comunicarse en el nivel adecuado.

En estas fechas hay que hacer lo necesario y lo pertinente para acercarnos a las personas que amamos y permitirles que se acerquen a nosotros. No podemos seguir desperdiciando oportunidades de amar y ser amados.

Es el tiempo del perdón, de deshacer errores y de vivir en plenitud el estar vivos, conscientes libres de culpas y con el derecho pleno de amar y ser amados.

Saludos Cordiales.

08/Diciembre/2015
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México