Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
El Arte de Fistiana
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
542 consultas
Si no comprendes de qué estamos hablando, es que “te hace falta ver más box”

Pues sí mis estimados amigos, nos referimos aquí al arte de la defensa y el ataque… el boxeo, también llamado pugilato. De hecho se deriva de la palabra fisten inglés que significa puño.

Desde las primeras olimpiadas en Grecia se practicó como deporte, aunque con antelación se efectuaban peleas a muerte en el coliseo romano en donde los contendientes usaban una especie de guantes de cuero implementados con puntas de hierro para que fueran más dañinos y mortíferos.

El hombre siempre ha sido violento y ha encontrado en el boxeo, una manera de desahogar su agresividad ya sea como protagonista, como espectador, organizador, entrenador o negociante de espectáculos. ¿A quién no le emocionaba un “tiro” en la escuela, o aún después?

Pues si ustedes son aficionados al boxeo, les comentaré que por los años 1880, se peleaba, sin guantes y los contendientes se subían en un “ring”(anillo en inglés) y que era una tarima redonda, sin cuerdas y los peleadores se golpeaban hasta que uno de ellos no pudiera seguir más en la batalla; un round, (vuela o asalto) duraba el tiempo en que el boxeador caía al suelo, después de la caída se levantaba y no había cuenta de protección, continuaba peleando sin descansar hasta que no podía más.

Existe una pelea registrada en la que un peleador de apellido Sullivan peleó contra su rival, Kirain 75 rounds, la pelea duró 2 horas y 15 minutos ininterrumpidamente y para resistir el dolor de los golpes, los peleadores bebían hasta un litro de whisky cada uno, en el transcurso de la contienda.

Bajaban del ring fracturados, con los nudillos deshechos, ensangrentados y muchas veces, sin dientes. Estos gladiadores eran hombres rudos, con una fuerza salvaje, sin técnica, pero con una valentía a toda prueba y se rendían sólo hasta que su cuerpo no podía más.

Un noble inglés, por cierto, padre del amante de Oscar Wilde, El Duque de Windsbury, humanizó el boxeo reglamentándolo y procurando que, dentro de su salvajismo destructor, se humanizara y buscara proteger al boxeador para que la práctica de este arte de fistiana fuese menos violento.

Implementó que fuese un cuadrilátero, en vez de un ring; que hubiera tres cuerdas por cada lado, para proteger al atleta de que no cayera fuera del mismo y se lastimara; efectuó una cuenta de protección de diez segundos para darle al boxeador lastimado que había caído, la oportunidad de reponerse.

Decidió que los contendientes se enfrentaran en pesos similares para que no se enfrentara un tipo de 100 kilos con otro de menor peso como solía suceder (hombres más pesados que otros, lo cual representaba una ventaja desproporcionada para el que pesaba más (aunque no en todos los casos).

Reducir las peleas a un máximo de quince rounds, tres de pelea por uno de descanso.

A tiempo presente, si bien el boxeo sigue siendo un deporte brutalmente violento, las medidas tomadas por ese reglamento, reducen considerablemente los efectos dañinos que derivan del deporte puñetazos.

Proporcionar servicios médicos inmediatos a la orilla del ring para asistir al gladiador herido y que sus lastimaduras no sean más graves de lo que deben.

Los expertos coinciden en que los diez grandes exponentes del boxeo de todos los tiempos fueron dueños de valentía a toda prueba, técnica en el arte de la defensa y el ataque, efectividad en su golpeo y pegada contundente, fajadores o boxeadores, te ofrezco una lista de los mejores expertos en el arte de fistiana y sus mejores características:

Carlos Monzón, peleador argentino que se retiró invicto; su mejor golpe era el cruzado de derecha con el que pulverizaba a sus oponentes.

Mike Tyson, norteamericano, el más joven campeón de los pesos pesados, acababa en pocos minutos con sus rivales, del tamaño que fueran… su mejor golpe era el gancho de izquierda a la mandíbula y un ataque implacable a dos manos que dejaba aniquilados a sus rivales. Desperdició facultades y fortuna por excesos extra-ring.

Manny Pacquiao, un depredador del ring experto en devastar al oponente con ráfagas constantes de golpeo a dos manos; un huracán en el ring que no da tiempo a sus rivales por la abrumadora cantidad de golpes que tira en cada round. Cuenta con una gran variedad de golpes pero sus golpes más letales son el recto y el volado de derecha.

José Angel “mantequilla” Nápoles, un boxeador completísimo en el arte de la defensa y el ataque, potente golpeo y dos golpes letales el gancho de izquierda y el uppercut (golpe de abajo hacia arriba) de derecha.

Rubén Olivares, sin duda un superdotado para el boxeo, gran capacidad combativa, una guardia eficiente e indescifrable y un gancho al hígado poderoso y perfecto en combinación con gancho izquierdo a la mandíbula. Campeonísimo. Lo perdió su afición a la vida fácil y su descuido de la disciplina de atleta de alto rendimiento.

Julio César Chávez, extraordinario y completísimo gladiador, dueño de una gran variedad de golpes contundentes y un gancho al hígado y a la mandíbula letales.

Ray “sugar” Robinson, elegantísimo y refinado campeón negro norteamericano con un fino estilo y una variedad de golpes impresionantes; desesperaba a sus rivales con un implacable jab y los mandaba a dormir con un poderoso cruzado de derecha que el rival, no veía venir.

“Sugar” Ray Leonard, fino y elegante boxeador que peleó con lo mejor de su época y salió casi siempre victorioso. No golpeaba muy duro, pero sí con constancia y variedad en su golpeo, abrumaba a sus rivales con una cantidad extraordinaria de golpes y sus mejores cachiporrazos eran el volado de derecha y el gancho izquierdo a la mandíbula.

Marvin Hagler, un poderoso púgil que tenía como su mejor golpe, un cruzado de derecha que ponía en órbita a sus rivales. Con ganchos y volados de derecha y de izquierda.

Y el mejor de todos: Muhammad Alí, atleta muy completo, con un repertorio magnífico de golpes con un jab constante y un poderoso cruzado de derecha; muchos de sus rivales caían por la gran cantidad de golpes de todos calibres que les propinaba.

Sin duda, grandes campeones que le dieron lustreal arte de fistiana e hicieron pasar grandes momentos a sus seguidores.

En el box han estado involucrados grandes escándalos: muerte en el ring, participación de la mafia, tongos, y cualquier cantidad de situaciones cómicas, ridículas e irregulares, pero sin duda, tiene sus beneficios.

Si se dan la oportunidad de practicar el boxeo como deporte o afición, sin duda les dará el beneficio de la defensa personal, si son aficionados, les ayudará a echar fuera la adrenalina y les brindará momentos espectaculares de diversión…todo esto proporciona estar cerca del “arte de fistiana”.

Saludos Cordiales

20/Octubre/2015
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México