Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Los Problemas no existen
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
488 consultas
¿Cómo? ¡Pero si yo estoy lleno de problemas! Y de todas clases: Económicos, de pareja, de relación, familiares, académicos, etc. ¿cómo se atreven a asegurar que los problemas no existen? ¡A otro perro con ese hueso!

Ya sé que una declaración de ese tipo provocará toda suerte de reacciones. Y es natural. Me asombra cómo inventamos mentiras y situaciones y después nos enojamos y pasamos mucho tiempo defendiendo esas mentiras y conceptos erróneos. Pero no se preocupen es que hemos sido mal enseñados y podemos corregirnos; posteriormente, nos enamoramos de nuestras propios hábitos y mentiras y las defendemos aunque no sean serias.

No es mi idea convencerlos de nada. Al final de cuentas si el que me lee sigue enamorado de sus problemas y los defiende como entes existentes, no lo podemos culpar, así fue instruido y así seguirá… es una decisión propia.

Aquí les haré el planteamiento de que ha llegado la hora de evolucionar y manejar la percepción adecuada de nuestras experiencias para que miremos el mundo con otros cristales y no nos sintamos siempre amenazados como el Rey en el tablero de ajedrez al cual todos quieren capturar y meterlo entre la espada y la pared.

Los problemas no existen; sólo existen porque los humanos CREEN que los problemas existen. Los problemas son una creación de la mente y como son una creación de la mente, la mente misma los puede re-significar.

Pondré algunos ejemplos significativos para intentar comprender el fenómeno.

Los seres humanos inventaron a Santa Claus. Este personaje fue y sigue siendo Real para millones de personas que lo mantienen vivo gracias a una piadosa mentira, la cual terminó en cuanto fue declarado su propósito. Santa Claus representa una problemática, ya que hay que dedicarle recurso para que siga teniendo su función; después muere por un año y renace al siguiente, Un manejo inteligente de un concepto formado y deshecho en la mente.

Un amigo le presta $ 3,000.00 a su camarada en apuros; el amigo, por más esfuerzos que hace no se los puede pagar. Después de un par de años, el amigo prestamista toma una decisión y le dice: “Mira, sé que si pudieras me pagarías ahora, pero no hay problema, te condono la deuda”. El problema se formó en la mente y se deshizo en la mente justo en el momento en el cual se decidió que no tenía connotación de problema, sino de situación.

Un estudiante, a pesar de sus esfuerzos, no puede pasar un examen para acceder a la escuela superior. El se siente terriblemente mal. Está en “problemas” en su casa le reprochan su incompetencia y él piensa lo peor de sí mismo y su situación. Tiene un padrino que, cuando joven tuvo la misma experiencia. Habla con el y le dice: “Hijo, no te preocupes, a mí me pasó algo parecido, te propongo que este año que no vas a cursar estudios superiores, te prepares mejor y estudies materias complementarias; yo te apoyo, consigue un trabajo de medio tiempo, yo te pago los cursos extras… y el año próximo lo intentas otra vez, además hablaré con tus padres para que entre todos te apoyemos. El “problema” desaparece. En sí, no es un problema, es una situación, es una circunstancia, es una experiencia de vida; de hecho, cada situación que se nos presenta en la vida es una experiencia. Si la tomamos como tal, el problema desaparece.

Por tanto, es importante comenzar por referirnos a lo que llamamos “problema” nombrarlo situación, evento, o circunstancia. Es decir, cambiarle la carga emocional y verlo como una situación más en nuestra vida y que no nos robe la tranquilidad o el sueño.

No se trata de ser indiferentes, omisos,... ante las circunstancias… es darle un enfoque más inteligente y menos sufrido a lo que experimentamos.

Créanme, con este enfoque minimizamos los efectos negativos de creernos siempre en “jaque” y tenemos la energía y la claridad mental para hacer frente a los desafíos que tiene la vida.

Cuando expongo esta idea, siempre me encuentro al analítico en extremo que me plantea una serie de experiencias duras que ha vivido o experimentado y él desea continuar en la creencia de que los problemas existen. Me dicen…

“Entonces, a los ancianos que abandonan y están enfermos, al empleado que despiden y no tiene para sostener a su familia, o a la mujer que es violada ¿no tienen problemas?

La respuesta es… no, son circunstancias, es una experiencia que debían vivir y les servirá para hacerse conscientes de su toma de decisiones. Si ellos lo ven, lo experimentan y lo conceptualizan como un problema, entonces SÍ, es un problema en sus mentes y corazones.

Si los ancianos hubieran sembrado amor, no fueran criticones y agrios y no se metieran a criticar y tratar de gobernar la vida de los demás, se hubieran proveído de recursos para su vejez, tendrían manos y corazones a su alrededor, para cuidarlos y protegerlos en esa época de su vida.

Al empleado que despiden, habría que analizar por qué y ser muy objetivos en el juicio, pregúntale al Piojo Herrera, a la gente nunca la despiden por eficiente, trabajadora, productiva, o con excelente trato y profesionalismo. Si a alguien lo despiden, nunca es una maldición o un problema; puede ser la gran oportunidad de dejar de trabajar para jefes burros, gritones e indolentes ¿Le ves un problema a eso?

La mujer que ha sufrido una violación es ciertamente un evento doloroso, concluiré con una anécdota que es real:

Dos hermanas gemelas de un país europeo fueron violadas. Una se suicidó… la otra hizo una fundación para prevenir la violación y atender a mujeres que se sanaran después de tan traumática experiencia.

Los problemas son problemas si así los considera tu mente… son experiencias, vivencias, o circunstancias. Ustedes eligen.

Saludos cordiales

24/Agosto/2015
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México