Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
La Violencia Repudiada
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
418 consultas
Se recrudece la violencia por todos los frentes y nos siguen sorprendiendo los alcances de la misma, protagonizada por diversos personajes tanto famosos como no tan famosos, pero en escenarios que de algún modo nos son familiares y están en nuestro rango de conocimiento.

Por lo menos, tres eventos recientes en diferentes lugares, han llamado la atención del público y de los observadores de la paz y los amantes de la no-violencia, para darnos cuenta que aún queda alguna brizna de decencia y esperanza en la justicia y el género humano.

El entrenador del equipo de fútbol Nacional, El llamado “piojo” Herrera, entró en conflicto con un periodista del canal trece como es de todos conocido. En un aeropuerto de los Estados Unidos, el entrenador lo agredió física y verbalmente, así como también su hija. Resultado: fue separado del cargo con la consabida pérdida de prestigio, además de los contratos millonarios que ganaría por promociones comerciales. Buena decisión; muestra del repudio a la violencia.

El norteamericano Walter Palmer, un dentista de Minnesota, realizó un viaje a Zimbabwe, una ciudad de África, allí según los reportes, mató a un bello ejemplar de León, de una extraordinaria melena negra y majestuosa estampa admirado y querido por los ciudadanos de esa localidad. A tiempo presente, el cazador recibe el desprecio mundial y los gobiernos de su país de origen y del país africano en donde mostró su inconsciencia, buscan aplicarle el máximo rigor de la ley para que le sirva de escarmiento a él y a todo el que se atreva a hacer lo mismo. Buena decisión; muestra del repudio a la violencia.

Juan Francisco Espinoza, joven jugador del equipo de fútbol americano de los pumas de la UNAM, recibió la “cálida y amable novatada” de ser pintado como Minion con pintura de aceite. Resultado: se intoxicó y estuvo a punto de morir como resultado de la agresión. Pero debía dejarse y demostrar que era “machín” para ser aceptado por su equipo y seguir ese absurdo ritual de violencia.

La UNAM, afortunadamente, prohibió la práctica y es muy probable que erradique esa inconsciente y tolerada muestra de violencia, cuando existen formas más amistosas de convivir.

La UNAM también ha recapacitado y repudia, en ese contexto la violencia inútil del mismo modo que cada uno de los que leen esto, debieran tomar la decisión de pararla.

No es nada grato ni edificante ser parte de las estadísticas ni como víctima ni como victimario, y piensen en todo lo que se puede perder por un acto irreflexivo, Si el “piojo” no brindó ninguna satisfacción en el juego que apasiona a los mexicanos, tal vez su mayor aportación sea la de ilustrarnos para no cometer actos irreflexivos y conservar el éxito, la tranquilidad y la seguridad propia y de la familia por medio de una conducta no violenta.

Saludos cordiales.

05/Agosto/2015
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México