Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Usemos las paradojas a nuestro favor
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
415 consultas
Se define la paradoja como: “Dicho o hecho que parece contrario a la lógica”.

Pondré algunos ejemplos: “cuidar la paz por medio de la guerra” - “que los bancos le presten dinero a los que tienen, y no a los que no tienen” - “prohibido prohibir” - “quien bien te quiere, te hará llorar” - “es de mala suerte ser supersticioso” - “escuchemos los sonidos del silencio”.

Nuestras vidas están llenas de paradojas… y a veces nos molesta estar inmersos en ellas o no comprendemos porqué… y no sabemos cómo usar lo que se nos presenta y a veces solamente lo sufrimos.

Les contaré una de mis historias favoritas:

Un gato viejo dormía plácidamente bajo los cálidos rayos del sol. Un gatito joven jugueteaba alegremente cerca del gato viejo, dando vueltas febrilmente tratando de alcanzar su cola. El gato viejo abría un ojo desenfadadamente al oír la agitación cercana y lo volvía a cerrar. El gato joven se atrevió a interrumpir al gato viejo diciéndole: “No sé cómo puedes estar ahí dormido y no perseguir tu cola… ¿Sabes? Cuando yo alcance mi cola seré un gato feliz” El gato viejo abrió los dos ojos, se puso de pié, comenzó a caminar y le dijo al gato joven: “yo no necesito hacer eso; yo me pongo a caminar y es mi cola la que viene detrás de mí”.

El gato viejo usó la paradoja a su favor al comprender lo que debía hacer para no preocuparse de más y evitó gastar energía física, emocional y tiempo para perseguir algo que era suyo.

Hace muy poco, una mente brillante me compartió una reflexión en paradoja que ahora pongo a su disposición ya que entraña una verdad de vida.

“Hoy estoy vivo y nadie está a mi lado… y si mañana muero, muchos estarán cerca de mí; hoy vivo y nadie me da un abrazo y si mañana muero nadie querrá soltarme; hoy estoy vivo y todos me hacen llorar, si mañana muero, todos llorarían por mí”

Por tanto, sabiendo que estamos inmersos en la paradoja podemos hacer cambios sustanciales y darles un giro para que estén a nuestro favor y no en nuestra contra.

Procuremos estar más cerca y charlar con los seres amados, evitar el celular y las redes cuando estemos con alguien que nos importa y procurar más la charla cara a cara. Si vieran como anhelan las personas un minuto… un solo minuto por oír la voz de quien ha partido!

Seamos cálidos abrazando diariamente a los amigos, a los seres amados… mañana quien sabe si estén.

Regalemos flores a las mujeres de nuestra vida y lo que se te ocurra a los varones que amas, aunque, a decir verdad, ahora se están cambiando los paradigmas y las mujeres se están dando permiso de regalar flores a los hombres y estos se están dando permiso de recibirlas. Pensándolo bien, cuando un varón de la familia fallece ¿no le llenan la capilla ardiente con flores y se las arrojan a la tumba y le decoran su mausoleo en día de muertos? ¿Qué nos hace pensar que muertos si la recibirán y vivos no? Nunca lo sabremos hasta que lo intentemos. Dejemos que hable la experiencia.

Sí haces llorar a los demás, que sea de felicidad. Así podemos usar las paradojas a nuestro favor.

Saludos cordiales.
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México