Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Semana Santa, Antes y Ahora
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
1980 consultas
El catolicismo llegó a México en 1519 con la conquista española. Tuvo su tiempo de maduración y de esplendor enseñoreándose de la sociedad mexicana, la cual le arropó, primero con reserva, después con devoción y finalmente con muchas dudas y en muchos casos una marcada indiferencia y va en declive con cada vez menos feligreses, practicantes menos constantes, y una generación que cada vez menos se confiesa y comulga; menos va a la doctrina; menos va a misa, menos se casa por la iglesia; menos le pone José y María a sus hijos, y menos atiende las fiestas de guardar como originalmente se proyectaba… los festejos de Navidad y la conmemoración de la Semana Santa, son un vivo ejemplo de cómo se está transformando de una conmemoración religiosa y espiritual para alegrarse por el Nacimiento de su máximo representante, Jesús, o como el caso de la Semana Mayor en donde se conmemora la Pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Antes la Semana Santa era sagrada, realmente Sagrada, se guardaba luto, las personas se abstenían de hacer cualquier tipo de fiesta, era común ir a misa, tanto en Jueves como en Viernes Santo, se hacía un altar en cada casa y se prohibía pelear esa semana, comer carne o decir palabrotas porque se consideraba una falta de respeto para Dios Nuestro Señor representado en la figura de Jesús. Los bebedores consuetudinarios hacían un extraordinario esfuerzo y se abstenían de beber alcohol toda la semana como una muestra de respeto por el sufrimiento de Jesús. Se oraba en casa y toda la semana no se comía carne. Ir a la iglesia aunque fuera en Domingo de Ramos, Jueves Santo, Viernes Santo o Sábado de Gloria, o Domingo de Resurrección, era lo conducente y el creyente, abrigaba la convicción de que cumplía con su iglesia y con su devoción al guardar respetuosa y religiosamente tan significativa fecha de la muerte del Nazareno.

Las familias no dejaban de ver las películas famosas respecto a la vida de Cristo, muchas muy bien elaboradas entre las cuales destacaban: “Rey de Reyes”, “El mártir del Gólgota”, “Jesús de Nazareth”, “La pasión de Jesús”, e incluso versiones más atrevidas como “Cristo 70” o la ópera rock “Jesucristo Superstar” que causó un escándalo por la proyección en Rock, pero que sin duda acercó a los Jóvenes con Jesús a través de la música y de interpretarlo a su manera haciéndolo más humano y alcanzable y menos divino e inalcanzable. A quienes no han visto esta película o puesta en escena, creo que es una buena ocasión para hacerlo.

El Sábado de Gloria era esperado con gran júbilo porque todas las prohibiciones que conllevaba el duelo por la muerte de Jesús, quedaban anuladas, era el sábado de Gloria y la buena nueva era el regreso a la vida de JESÚS, el agua es un simbolismo de nacer de nuevo, como en el bautismo, por eso la gente se bañaba a cubetadas para recibir el espíritu renovado después que Jesús vuelve de la muerte.

Si vemos como es una Semana Santa actualmente, nos encontramos con que es puro desm… excesos en todo… viva la diversión; pasó de ser una festividad religiosa a una fiesta de abusos… en la velocidad para alejarse y accesar a las playas, en culto al cuerpo y los placeres, en ponerse hasta la m… de alcohol en las playas y en las discos, en juegos y diversiones que nada tienen que ver con la práctica de una religión como la que presume tener el mexicano.

Ante estos cambios sólo podemos concluir que los líderes espirituales no hicieron bien su trabajo para enseñar el verdadero espíritu de la Semana Santa que en definitiva ya se desvirtuó y no tiene nada que ver con su tradición y propósito original. Las madres de familia que antes eran las motivadoras para cumplir con los deberes religiosos, dejaron de insistir y prefirieron no entrar en conflicto con sus hijos y les dejaron la libertad entre ir y no ir a las misas de Semana Mayor, y tomando en cuenta que para los jóvenes la iglesia no es muy atractiva, los resultados saltan a la vista.

Sin embargo, cada quien en su fuero interno, puede recordar a JESÚS y si no es tan religioso, por lo menos agradecer que gracias a su via-crucis, sufrimiento final, su pasión y muerte disfrutan de una semana de descanso y diversión. Curioso que la muerte de un ser espiritual sea motivo de diversión ¿o no?

Nos fuimos a los extremos; entre la obligatoria y poco motivante manera de conmemorar antaño y la irreverente y mundana forma de conmemorar ahora, Jesús debe estar concediendo el beneficio y el respeto de que sus hijos ejerzan su libre albedrío.

Feliz Semana Santa; Felices Pascuas.
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México