Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Vencer el “No Puedo”
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
404 consultas
¿Cuántas veces en nuestra vida hemos dicho… “No se puede” ¿Y, por qué lo decimos? Simplemente porque no tenemos alguna de estas cosas: recurso monetario, capacidad intelectual, interés, motivación suficiente, tiempo, o de plano la voluntad para hacer el esfuerzo. Igual puede ser un sentimiento de incapacidad o que somos demasiado dependientes de los demás o nos cuesta tomar la iniciativa para hacer las cosas.

Sin embargo, sabemos de cosas sorprendentes que se han hecho en situaciones extremas y que se tomaron decisiones vitales en circunstancias apremiantes, cambiando el “no puedo”.

Les comentaré un caso extremo: Una madre de familia en Sonora, tuvo que dejar a sus tres hijos solos para ir a comprar alimento. Un cableado en mal estado que había en la vivienda hizo corto, y al estar cerca de material flamable, se comenzó a incendiar la vivienda con los tres niños adentro… De inmediato, el niño más grandecito, (cinco años) cargó como pudo a su hermanito menor y empujó hacia afuera la carreola en dónde estaba. Al llegar la madre, vió horrorizada, cómo estaba su casa, pero experimentó un gran alivio al constatar que sus tres hijos estaban bien aunque muy asustados por el peligro que corrieron. ¿Qué habría pasado si el niño hubiera tenido el pensamiento y la actitud de “no puedo”?

Pues basados en esta reflexión, compartiré un cuento que así como llegó lo transmito, y sería muy saludable que se les contara una y otra vez a las nuevas generaciones. He aquí la historia:

EL NIÑO QUE PUDO HACERLO...

Dos niños llevaban toda la mañana patinando sobre un lago helado cuando, de pronto, el hielo se rompió y uno de ellos cayó al agua. La corriente interna lo desplazó unos metros por debajo de la parte helada, por lo que para salvarlo la única opción que había era romper la capa que lo cubría.

Su amigo comenzó a gritar pidiendo ayuda, pero al ver que nadie acudía buscó rápidamente una piedra y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas.

Golpeó, golpeó y golpeó hasta que consiguió abrir una grieta por la que metió el brazo para agarrar a su compañero y salvarlo.

A los pocos minutos, avisados por los vecinos que habían oído los gritos de socorro, llegaron los bomberos.

Cuando les contaron lo ocurrido, no paraban de preguntarse cómo aquel niño tan pequeño había sido capaz de romper una capa de hielo tan gruesa.

- Es imposible que con esas manos lo haya logrado, es imposible, no tiene la fuerza suficiente ¿cómo ha podido conseguirlo? - comentaban entre ellos.

Un anciano que estaba por los alrededores, al escuchar la conversación, se acercó a los bomberos.

- Yo sí sé cómo lo hizo - dijo.

- ¿Cómo? - respondieron sorprendidos.

-No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.


Por supuesto estos son casos extremos y se pudo… ¿No se podría también convertir las situaciones en retos y convertirnos en personas más constantes y realizadores de logros? Obvio no me refiero a andar salvando vidas en peligro.

Espero que eliminemos el “no puedo” y que hagamos lo necesario para llevar a buen fin las metas y no quedarnos cortos ante los obstáculos para conseguir nuestras metas en la vida.

Saludos cordiales.
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México