Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Primero es Comer que ser Cristiano
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
514 consultas
Parece una frase ofensiva e irreverente, ya que las buenas conciencias ponderan en primer término la condición de fieles devotos de sus creencias religiosas antes que una condición biológica real; nadie puede ser un buen cristiano si se está muriendo de hambre y vive sin las condiciones propias de seguridad que expresaba el psicólogo Abraham Maslow, en su famosa pirámide de necesidades humanas.

Abordo este tema aquí tomando en cuenta un desorden conductual que parece estar permeando en el mundo y que nos afecta a todos en la medida en que convivimos con personas de nuestra familia o amigos, o asociados de negocios que profesan alguna creencia religiosa en particular.

Para comenzar comento a mis lectores que soy profundamente respetuoso de la creencia que cada quien profese, sin embargo, a todos nos podría ir mejor si comprendemos la frase que encabeza este ese escrito.

Sostiene el Dr. Enric Corbera, experto en Biología y manejo de emociones y cómo éstas se relacionan con nuestro cuerpo afectándolo, que muchas de nuestras conductas y sus emociones son las responsables de enfermedades como el cáncer, la diabetes, el asma, y los estados depresivos entre otros.

Para los psicólogos somos seres biopsicosociales; noten cómo en esta clasificación, la bio (logía) está en primer lugar.

Hubo que hacer este preámbulo para comprender la frase de inicio. Es obvio que comer es una necesidad primordial; una creencia religiosa no es vital… aunque para muchos pueda parecer.

En este mundo civilizado estas cuestiones no se consideran; se dan por hechas.

Todos los grupos religiosos de la denominación que sean, tienen como base tres fundamentos:
  • Que creamos en una divinidad que nos trasciende.

  • Que obedezcamos un código de conducta y obediencia para ser mejores personas y convivamos mejor con nuestros semejantes.

  • Que en base a nuestro comportamiento, nos ganaremos el paraíso o no llegaremos a él.
Creer es relativamente fácil… te dejas llevar y ya, Dices: Soy creyente, o Hare Krisna, o Budista, o de la New Age o hermano x, y, ó z.

Lo que es realmente difícil es seguir los mandamientos, los preceptos y las conductas sugeridas para ganarse el “cielo” y lo explicaré conforme me consta.

La clave es que muchos entran en las religiones y la espiritualidad, pero no permiten que la religión y la espiritualidad entren en ellos.
  • ¿Por qué hay sacerdotes pederastas que, a pesar de que saben que lo que hacen está equivocado lo hacen por años y años? “Porque primero es comer que ser cristiano”

  • ¿Por qué hacen votos de pobreza en el sacerdocio y sin embargo los jerarcas del clero viven como reyes y el Vaticano es el País más rico del mundo?
  • ¿Por qué en algunos grupos la meditación debe ser diaria y los participantes no lo hacen?

  • ¿Por qué en alguna religión se enseña “no robarás” y los miembros de ese grupo lo siguen practicando?

  • ¿Por qué en algunos grupos se auto-nombran “hermanos” pero se tratan como enemigos”?

  • ¿Por qué en algunos grupos se jura secreto para preservar la privacía de las enseñanzas y que no se corrompan y te las encuentras por todos lados?
Es muy simple… "Porque primero es comer que ser cristiano" Metafóricamente hablando, porque es más fácil, violar una promesa que guardar un principio, porque las necesidades de nuestra condición humana le permite mucho juego al Ego y no favorece el desarrollo de las virtudes…

Sócrates, el brillante pensador griego enseñaba: “Si ves a un hombre bueno, imítalo; si ves a un hombre malo, revísate a ti mismo”.

La más difícil tarea del ser humano es la de formarse a sí mismo, le cuesta seguir directrices y respetar códigos de conducta, no solamente espirituales o religiosos sino sociales, familiares, de trabajo y legales.

Mientras no nos disciplinemos, será muy difícil alinear nuestro ser a la congruencia de hablar, pensar y actuar al mismo nivel. Mientras no nos hagamos conscientes de que podemos mejorarnos en cualquier campo, seguiremos contribuyendo a los males del mundo.

Para finalizar está el otro extremo, donde los preceptos religiosos son obedecidos ciegamente, en el cual el fundamentalismo es destructivo y arranca de su seno a inocentes niñas y las secuestra y las vende a clanes que profesan sus mismas creencias y aún otros que no les interesa destruir un pueblo entero y destruir a marrazos sus monumentos milenarios en pro de obedecer las enseñanzas de su Dios y su único profeta. Los extremos nunca son buenos, deseo que mis lectores encuentren el justo medio.

Saludos cordiales.
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México