Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Palabras Mágicas
Por: Psic. Mauricio F. Sánchez Malagón

  
421 consultas
Hablando sobre la educación de los mexicanos que las más de las veces es deficiente, está ocurriendo un fenómeno actualmente no se si en todas sociedades pero al menos si en las sociedades cosmopolitas de México y es que se han olvidado ¡LAS PALABRAS MÁGICAS!

¿Cuáles son las palabras mágicas? Por supuesto aquellas que nos abren las puertas de trabajos, de sonrisas y muchas veces las del corazón, y por supuesto de relaciones humanas más elevadas espiritualmente.

Decir: ¡POR FAVOR!

¡GRACIAS!

¡CON PERMISO!

¡SI, ERES TAN AMABLE…!

¡ESTOY MUY AGRADECIDO POR…!

¡ME PERMITE PASAR!


Son algunas de las palabras mágicas que si van acompañadas por una sonrisa amplia y franca las hace doblemente mágicas.

Cuando alguien las dice, nos hace sentir SERES HUMANOS, dignos de atención, cordialidad y cortesía. Pero, cuando no se usan nos hacen sentir como objetos o peor aún, como NO PERSONAS.

Actualmente, tanto jóvenes como adultos se nos ha olvidado usarlas y enseñarlas, pues nos sentimos en la “libertad” de no hacerlo, olvidándonos de que somos seres sociales. De esta forma en aras de una pretendida libertad o pseudo libertad las dejamos de decir o, enseñarle a nuestros hijos a usarlas.

Actualmente, vivimos en la Era de la Información (posterior a la Era Industrial que marca la Modernidad) los jóvenes están más tecnologizados, en un “autismo informático” solo ven su: Ipods, Tablets, ordenadores, X – box, etc. que son máquinas contribuyendo a la soledad y al individualismo. Y muy probablemente aunado a los niveles de inseguridad que vivimos en nuestro México lindo y querido, preferimos que nuestros hijos pasen horas sentados frente a estos aparatos en vez de que salgan y socialicen. Las tecnologías no son malas en sí mismas, sino el cómo las usamos.

Ha habido ocasiones, en que yo estando sentado en algún recinto donde hay butacas, pasa algún joven prácticamente sobre mí, sin la mayor conciencia de que ahí estoy, con la imposibilidad de decir “Me da permiso”. Es como si yo no existiera para él o ella. Esto en término psicológicos, es como si no hubiera la conciencia de un Otro.

¡Vivimos tanta deshumanización! Ahora es posible matar a miles o millones de seres vivos solo apretando un botón o un gatillo, sin la mayor repercusión emocional de estar ¡matando!. Secuestramos, matamos, violamos, comerciamos con vidas humanas, explotamos esclavos, vejamos, humillamos, robamos, distribuimos sustancias que afectan la salud, traicionamos a los compatriotas y todo por el bendito DINERO. Las ideas capitalistas han hecho que creamos que nuestras vidas giran alrededor del dinero, pero no es así, nuestras vidas tienen que girar en torno a la vida y a todo lo que la promueva sobre todo con respeto y dignidad.

¿Y aún nos decimos seres humanos? En este sentido, ¿Aplicamos bien los derechos humanos sobre todo con esos que se han comportado inhumanamente?

La invitación es retornar a la EDUCACIÓN, recobrar esas PALABRAS MÁGICAS que nos humanizan, que nos hacen seres sensibles. Y si son padres, madres o educadores: insistan en que sus hijos o discípulos digan las Palabras Mágicas.

“¡LO CORTÉS NO QUITA LO VALIENTE!”

Saludos.
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México