Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
¿Eres Preocupón?
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
620 consultas
Entonces tendrás insomnio, angustia, desesperación e intranquilidad, tendrás pensamientos y sueños catastróficos y pensarás que tus problemas son monstruosos, que no tienen solución, estarás de mal humor y te pondrás nervioso cada vez que te comuniquen que hay una situación problemática… odiarás los problemas y te cansará tener tantos.

Pero, ¿para que te sirve la preocupación? Pues para nada, solo para tenerte en las circunstancias que te comento al inicio de este escrito, lo cual no es nada cómodo.

Hay monumento a la libertad, al soldado desconocido, a los niños héroes, pero ¿has visto si existe el monumento al preocupón? Nadie le rinde culto a la preocupación, aunque muchísima gente la tiene como hábito.

La preocupación es la puerta abierta al estrés, y esta condición a situaciones de salud más problemáticas como la depresión, las migrañas y los problemas de piel y estomacales.

Estar preocupado representa mucho desperdicio de energía… es como tener un coche último modelo, encenderlo, acelerarlo al máximo… y no ir a ninguna parte.

El preocupón se atormenta inútilmente y usa su energía en pensar en cosas que normalmente no ocurrirán. Usa su imaginación y su visualización de manera negativa.

Un gran porcentaje de su energía es desperdiciado en cosas del pasado y que ya no tienen remedio.

Pre-ocuparse es prácticamente, ocuparse por anticipado emocionalmente y de manera negativa de alguna actividad que representa cierto grado de dificultad pero sin tomar acción para resolverla y estar dándole vueltas y vueltas en la cabeza hasta que provoca síntomas físicos de malestar.

Lo que hay que hacer es ocuparse: los chinos tienen un proverbio que dice: ¿Tu problema tiene solución? ¿Para qué te preocupas?; y si no lo tiene, ¿para qué te preocupas?

Era buda quien decía: “No puedes evitar que los pájaros vuelen en torno a tu cabeza, pero si puedes impedir que hagan nido en tu cabello”.

Traducido, significa que los problemas pueden estar alrededor nuestro, pero que no es buena idea dejar que se enseñoreen de nuestra tranquilidad.

De hecho, hay una región de la república mexicana, Campeche, cuyos habitantes viven muy tranquila y calmadamente, nada parece perturbarlos y de ahí se deriva el término: "te la pasas campechanamente”

También, parece mentira pero, hay gente que no tolera a los que no se preocupan, parece que todos piensan que si no hay preocupación, la persona no vale gran cosa; también es preciso comentar que el hecho de no preocuparse, no significa que no deban resolverse las cosas… esto debe de quedar muy claro.

Por tanto, lo importante es manejar la preocupación para que ella no nos maneje a nosotros… hay una pregunta metafórica que se plantea en los cursos de inteligencia emocional: Si tuvieras que comerte un elefante, ¿cómo te lo comerías? La respuesta es: pedacito a pedacito. Pues lo mismo es con las situaciones que causan preocupación, una cosita a la vez, un acercamiento a la solución, un pasito práctico y contundente cada vez para acercarse a la solución...

Los preocupones dedican mucha energía al área de conflicto, los solucionadores dedican lo mejor de su sapiencia y buen juicio, a su área de influencia.

Necesitamos convertirnos en eficientes solucionadores de situaciones que nos plantea la vida en vez de imprácticos preocupones crónicos.

Saludos Cordiales.
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México