Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Problemas Mal Enfocados
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
358 consultas
Dan como consecuencia, resultados confusos y tristes y malas soluciones.

Analizaremos tres casos en los cuales hubo problema, se enfocó mal y el resultado fue nefasto… después haré una propuesta de lo que debió haber ocurrido y ustedes podrán darle sin duda otras soluciones creativas.

Todos los problemas tienen no una, sino muchas soluciones, lo que ocurre es que somos más emocionales que racionales y nos dejamos llevar por primeras impresiones que no son siempre las mejores… en cuanto a las soluciones, lo ideal es que al encontrarla, todos los involucrados queden satisfechos con la decisión, habremos de reconocer que en la mayoría de los casos hay soluciones que no complacen a todos; en algunos casos, así debe ser y habrá que asumirlo.

Un problema es un problema y si causa malestar, hay que resolverlo… así que, procedamos al análisis.

Caso uno.- Una pareja que se ama muchísimo y se lleva muy bien. Él está profundamente enamorado de su pareja. Hay una mujer que busca al hombre asiduamente. Ella resiente esa búsqueda porque hay detrás una amistad de muchos años. Cansada de que su varón sea asediado, se enoja con él y decide romper la relación. Sin averiguar rompe de tajo la bella relación y lo culpa a él de la situación. Se perdió en sus celos.

Caso dos.- Un empresario de PYME tiene una pérdida familiar, se deprime y descuida su centro de trabajo, descuida los compromisos propios del negocio y a pesar de que hay colaboradores que se hacen cargo, no asiste regularmente, se acumulan las deudas por pagar y finalmente tiene que cerrar un negocio que amaba en principio. Se perdió en su depresión.

Caso tres.- Mujer casada descubre la infidelidad de su marido. En venganza, decide decirle a su hijo mayor que él no es hijo de su padre y que ella lo tuvo de un padre que no se quedó con ella. Su confesión fue brutal. El hijo idolatraba a su padre adoptivo porque lo había criado con mucho amor como si fuera su propio hijo… el joven se suicidó. La mujer se perdió en su rabia.

¿Qué debió haber ocurrido para que los resultados fuesen diferentes?

En el primer caso, la mujer equivocó el enfoque… no era el hombre el que buscaba a la mujer, era la mujer la que buscaba al hombre, y no era por asuntos románticos, sino por motivos de trabajo, la mujer necesitaba el dinero que había generado por unos trabajos realizados, estaba en problemas de salud y en ese momento el hombre no podía solventar el compromiso… la pareja debió haber hablado, poner el problema sobre la mesa y tomar una decisión de finiquitar el asunto laboral y seguir con su romance. Hay que saber todos los hechos y tomar las decisiones adecuadas sólo después de saber cuál es el verdadero problema.

En el segundo caso, todo ser humano sabe que la vida no es eterna, hoy estamos, mañana no… aunque sufriera una pérdida muy grande de un ser amado el enfoque es guardar el duelo pertinente y seguir adelante… la vida sigue, hoy por hoy tenemos expertos en salud mental que ayudan a las personas a enfrentar esas tristes experiencias… un buen psicólogo, un sacerdote, un tanatólogo; la solución era cerrar ese ciclo y seguir adelante con el sueño de su vida… la depresión tiene remedio y las personas que se permiten la depresión, pueden distorsionar la visión de las cosas y tomar malas decisiones debido al mal enfoque de percibir los problemas.

En el tercer caso, el hecho de ser brutalmente sincera con su hijo debido a un despecho personal, llevó al hijo a un fatal fin. La madre debió haber solucionado su conflicto personal directo con su pareja y no envenenar una mente inocente que tomó desprevenida. No venía al caso en absoluto mencionar ese hecho cuando estaba enfurecida, al final de cuentas debería haberle agradecido al hombre que la recibió con un hijo, lo amó, lo crió, y lo trató como suyo… el enfoque equivocado del problema llevó a esa familia a una tragedia, si siguieron juntos, ¿con qué cara comenzarían un diálogo cordial y armonioso?

Amigo lector, hay que ser muy cauto y no reaccionar impulsivamente, hay que pensar muy agudamente y no tomar decisiones torpes que nos lleven a perder lo que más amamos.

Saludos cordiales.
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México