Logo EPI Excelencia Profesional Integral, S.C.
La superación es producto del estudio constante
Inicio Quiénes Somos Mensajes de Superación Capacitación Docencia Egresados Contáctanos
Una Navidad Siempre Cambiante
Por: José Manuel Guzmán Godos

  
354 consultas
La celebración del “viernes negro”, una tradición norteamericana de ofertas y ventas de locura que es el comienzo de la época navideña, saturados los medios de las ofertas y la febril demanda de artículos de todo tipo que la mercadotecnia te incita a comprar… comprar… comprar. Aunque no lo necesites.

Ya pasamos también aquí por esas copias de lo que impone el comercio extranjero en nuestro "Buen fin" gastar… gastar… gastar hasta que se agote el efectivo… y el crédito.

¿Se han preguntado por qué hay que gastar tanto en épocas navideñas y por qué las personas que no tienen para gastar de más se enojan y anhelan estar en esa misma fiebre inconsciente de la compra compulsiva?

Volvemos al comercio voraz que busca quedarse a rajatabla con el dinero que ganas sea como sea, con las estrategias tramposas que elegantemente están disfrazadas de mercadotecnia.

No crean que soy la sucursal del “Grinch” me gusta la Navidad, pero detesto la manipulación mediática. Y cuando veo a la gente, en ríos humanos atropellarse y casi arrebatarse las mercancías, no puede dejar de sorprenderme cómo se manipula a la clase productiva haciéndola caer en trampas emocionales de status, de compre ahora con descuento, y pague después con altos intereses, lo importante es que tenga la cosa y que la presuma ante la sociedad para que vean que es muy pudiente… y usted se sienta pleno… aunque tan solo por un rato o unos días.

Me hubiese gustado vivir en tiempos de Cristo y ver si los ciudadanos de ese tiempo se volcaban igual que ahora en compras compulsivas para celebrar el cumpleaños de Cristo como se celebra hoy… lo dudo mucho.

Es cierto que las sociedades son dinámicas y que cada una tiene su particular manera de conducirse… pero a lo que hemos llegado ahora inconscientemente en materia de consumismo de verdad raya en la locura… no es necesario repetir aquí que los consumidores sufrirán en poco tiempo “la cuesta de Enero" y ese será el termómetro… Si el lector está plenamente seguro que manejará sin problemas el primer mes del próximo año, entonces no será necesario tomar ninguna prevención y que no tenga que pedir prestado o acudir al montepío o vender alguna cosa para solventar la emergencia esos primeros treinta días.

Por otra parte en una cambiante festividad para recordar el nacimiento de Jesús el espíritu de la celebración se ha desvirtuado, hoy por hoy se piensa en esta época como vacaciones, compras, reventones y una larga lista de reuniones y comidas por todas partes… es una época en donde la gente come de más y sube de peso, toma de más y tiene más accidentes, es un tiempo de depresión para las personas que se sienten solas y se deja muy poco o nada para el desarrollo espiritual.

Sin embargo, la época es muy generosa, es tiempo de amigos y de diversión, es tiempo de reflexión y toma de decisiones para ver qué haremos en el siguiente lapso de 365 días. Es una época de admirar los trabajos creativos de los artesanos que se esmeran en producir piezas de ornato alusivos a la época, nacimientos, Santa Clauses con sus renos, esferas, luces, adornos, guirnaldas, y toda la parafernalia que hace que luzca la temporada… es ilusión para los niños y tiempo de unión para los amigos y esas muestras de amor de los enamorados, es época de acercamiento familiar y lo mejor de nuestro vocabulario para felicitar a los seres amados.

Aún con toda la carga de gastos innecesarios inducidos por la publicidad y la propaganda, habrá quien lleve a su mesa apenas lo necesario y estará lleno de nostalgia y habrá quienes echen la casa por la ventana y celebren opíparamente el cumpleaños de Jesús. Los menos, entrarán en comunión interior y buscarán en consciencia empatarse con ese hermano mayor que vino a darnos su palabra, su amor, su perdón y vida eterna, para que “el que tiene ojos vea y el que tiene oídos, oiga”

En este diciembre y desde este espacio, todos los que colaboramos con “Ya lo encontré” - El Directorio de Negocios de México deseamos que pasen la mejor de las Navidades sin que tengan que sacrificarse grandemente para comenzar el año próximo y que todas las bondades de Jesús entren en sus vidas, en sus almas y en las de sus seres queridos.

Saludos Cordiales.
 
Compártelo con tus amigos por
Escribe tu opinión sobre este artículo
 
• Inicio
• Quiénes Somos
• Mensajes de Superación
• Docencia
• Egresados
• Contáctanos
Visitas:
© Derechos Reservados - Excelencia Profesional Integral S. C. - Diseño: ¡Ya lo Encontré! El Directorio de México